Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio

Enfrentamiento entre patronal de constructores y AECA ITV

Competencia siembra la polémica en torno a la liberación de las ITVes

Un estudio publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en el que apoyaba la liberalización de las ITVes, ha sembrado la polémica entre AECA ITV y las asociaciones representantes de fabricantes de automóviles y concesionarios.

El sector del automóvil, representado por sus asociaciones Anfac, Ganvam y Faconauto, manifestó su apoyo hace unos días al estudio realizado por la  CNMC, que cree necesario fomentar un marco general en el que se potencie la liberalización de las ITVes. Según el estudio, liberalizar el sector de las ITV redundará en una mayor actividad para el sector, se abriría el mercado hacia otros agentes lo que permitiría incrementar la calidad del servicio a los ciudadanos. 

La Comisión considera que la liberalización ofrece importantes beneficios al consumidor y aboga por seguir eliminando las restricciones. En definitiva, se podría permitir que los concesionarios de automóviles realizaran este servicio, siempre con las máximas garantías legales y reglamentarías y los controles necesarios para garantizar la seguridad e integridad del sistema por parte de las Autoridades Competentes. En este sentido el informe también ve adecuado el que se puedan llevar a cabo actividades de venta y reparación y las de inspección de vehículos en las propias instalaciones de los concesionarios debidamente autorizados.

AECA-ITV, por su parte, ataca frontalmente al estudio, al considerar que, en primer lugar, el propio estudio destaca que la normativa vigente en las Comunidades Autónomas prioriza la imparcialidad, la independencia y la objetividad de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) sobre cuestiones económicas o de mercado. Las mismas Comunidades Autónomas han comunicado oficialmente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo su oposición a la eliminación del régimen de incompatibilidades en la prestación de la ITV que pretende el Gobierno español y que, actualmente, se encuentra pendiente de informe de la Comisión Europea.

AECA ITV también argumenta que actualmente todas las estaciones y empresas titulares de estaciones de ITV están sometidas al cumplimiento de unas obligaciones legales y contractuales como son construir ITVs capacitadas y habilitadas para inspeccionar todo tipo de vehículos. Permitir y/o fomentar líneas de inspección individuales en puntos de los concesionarios de vehículos supondría una competencia desleal, con consecuencias indemnizatorias.

AECA ITV también manifiesta que las asociaciones del sector de la reparación de vehículos (talleres y recambistas) también han manifestado de forma expresa y oficial su oposición a la desaparición de las incompatibilidades y defienden la imparcialidad, la independencia y la objetividad del servicio de ITV vigente.

AECA considera también que el estudio prima el criterio económico sobre la seguridad vial; que el implantar modelos de autorización sin ningún tipo de regulación en cuanto al número y la localización de las instalaciones de ITV provocaría una concentración de instalaciones excesiva en las zonas más rentables, en detrimento de los usuarios residentes en zonas más despobladas; que los puntos de inspección de vehículos pesados, agrícolas, transporte escolar, reformas, matriculaciones, etc. se redujesen considerablemente, pudiendo llegar a su inexistencia en gran parte del territorio nacional; y que un hipotético crecimiento excesivo del número de puntos de inspección podría llevar a disminuir sensiblemente el rigor de las inspecciones pues el usuario tiende a preferir sistemas de inspección “fáciles”. 

Finalmente, AECA ITV afirma que si se llegasen a eliminar las incompatibilidades supondría que la misma empresa que vende y repara vehículos también pudiese inspeccionarlos en sus propias instalaciones, pudiendo dar diagnósticos interesados. Asimismo, una empresa de transporte escolar o de mercancías peligrosas podría inspeccionar sus vehículos en sus instalaciones, dándose un evidente conflicto de intereses, y perjudicando seriamente la seguridad vial. No debemos olvidar que en la defensa de los intereses de los consumidores, la independencia, la imparcialidad y la objetividad en la inspección (principios promulgados por la nueva Directiva sobre ITV 2014/45/UE) garantizan que en la inspección de sus vehículos no se den conflictos de intereses con otras actividades relacionadas con el vehículo (venta, reparación, transporte, etc.). 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados