Inicio / Noticias / Seseña, un año después y ningún culpable

Seseña, un año después y ningún culpable

La investigación se centra en el reconocimiento de los pasajeros que iban en una furgoneta que ha sido captada por las cámaras de seguridad cercanas al vertedero.

Mañana se cumple un año del incendio que arrasó el vertedero de neumáticos de Seseña y Valdemoro -el mayor de Europa hasta aquel 13 de mayo de 2016- y, sin embargo, aún no hay datos sobre su origen.

Según informa Europa Press, sigue sin conocerse qué pasó aquella madrugada cuando las 100.000 toneladas de neumáticos comenzaron a arder en cuatro diferentes focos. La agencia apunta a que la investigación abierta en el Juzgado de Instrucción 7 de Valdemoro (Madrid) estaría centrada en “la identificación de una o varias personas a bordo de una furgoneta” que lograron captar las cámaras de vigilancia de los alrededores del cementerio. Los ocupantes del vehículo podrían ser, según un reportaje de la revista Interviú publicado el verano pasado, un grupo de sicarios contratados para originar el fuego como venganza por la pérdida de negocio y por una recompensa de 5.000 euros.

Además, desde la agencia señalan que la Comisión de Investigación Independiente sigue sin ponerse en marcha. Por el contrario, los días posteriores a la catástrofe, los diferentes grupos parlamentarios fueron incapaces de ponerse de acuerdo sobre la distribución de responsabilidades en relación a la creación y evolución del propio cementerio, por lo que los reproches y las acusaciones cruzadas fueron la tónica.

El incendio estuvo activo durante más de 20 días y, en total, ardieron unas 80.000 toneladas de los casi 5 millones de neumáticos que llevaban acumulándose durante décadas. Las cenizas y las cubiertas que sobrevivieron a las llamas se limpiaron durante los meses posteriores de modo que la parcela se encuentra completamente limpia en la actualidad. Sin embargo, tampoco se han dado datos de las consecuencias medioambientales provocadas por un incendio que arrojó a la atmósfera sustancias contaminantes y tóxicas para la salud como el benceno.

 

Más noticias sobre...

Scroll al inicio