Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. 6 cosas de los neumáticos all-season que siempre quiso saber y nunca se atrevió a preguntar

NEUMÁTICOS ALL-SEASON

6 cosas de los neumáticos all-season que siempre quiso saber y nunca se atrevió a preguntar

El distribuidor de neumáticos Grupo Andrés explica 6 ventajas de las cubiertas all season que quizás no sabías.

Aunque han entrado con fuerza en los mercados de reposición español y europeo, los neumáticos para todas las estaciones aún son los grandes desconocidos de los automovilistas que, en la mayoría de los casos ni siquiera conocen de su existencia. Mucho menos de las ventajas que ofrece a la conducción.

El taller, como prescriptor principal y asesor último de la compra de las cubiertas, debe ser capaz de explicar las ventajas de este producto capaz de asegurar el agarre perfecto del vehículo por debajo de los 7º grados, "en una mañana fría de Salamanca, Granada o Soria, en una jornada de lluvias torrenciales en cualquier punto del Arco Mediterráneo, o en las heladas de Zaragoza, Teruel o Castellón", según dicen desde Grupo Andrés.

Conscientes de esta falta de información, desde el distribuidor de neumáticos salmantino ha lanzado 6 respuestas a las 6 preguntas fundamentales que cualquier conductor puede hacerse en relación con los neumáticos all-season:

  1. Los all season tienen prácticamente la misma eficacia que los neumáticos de invierno cuando se rueda por debajo de siete grados centígrados. Los resultados son casi idénticos en todas las pruebas difíciles: frenada sobre asfalto mojado, frenada sobre nieve, frenada sobre hielo, salida en cuesta con nieve sin derrapaje, etc.
  2. Permiten circular sin problemas cuando la Guardia Civil de Tráfico exige el montaje de cadenas o de cubiertas de invierno. Llevan los distintivos de un neumático de invierno en sus flancos: la montaña de tres picos con el copo de nieve en su interior.
  3. No hay que sustituirlos por neumáticos convencionales cuando llega el buen tiempo y sube la temperatura. Los all season responden con eficacia en cualquier situación climatológica. Soportan perfectamente las temperaturas más altas, sin desgastarse a mayor ritmo que una cubierta convencional.
  4. Duran más. Cubren sin problema más de 45.000 kilómetros en condiciones normales de conducción, sea cual sea su marca. El factor que explica el mayor kilometraje útil de un neumático para todas las estaciones es la profundidad de goma en su banda de rodadura: nueve milímetros, frente a los seis de una cubierta estándar.
  5. Los neumáticos all season, al igual que los de invierno, permiten elegir códigos de velocidad inferiores a los reflejados en la tarjeta técnica del vehículo, para optar así a un abanico de precios más ajustados. Siempre se colocará, eso sí, una pegatina en el parabrisas indicando el código de velocidad elegido. El taller profesional que monte dichas cubiertas está obligado a proporcionar esta pegatina.
  6. Tienen precios muy parecidos a las cubiertas tradicionales y, a día de hoy, ya existen neumáticos de este tipo premium, quality y budget.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados