Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Bidendum sopla 120 velas

En 1984 Michelin estaba presente en la Exposición de la ciudad francesa de Lyon, donde había una pila de neumáticos en la entrada de su stand. Después de observarlo con detenimiento, Edouard Michelin le comentó a su hermano André: ¡Mira, con brazos, sería un hombre! Cuatro años más tarde la imaginación de los hermanos Michelin cobró forma bajo el nombre de Bibendum, que hoy cumple 120 años.

El famoso muñeco Bibendum nació en 1898 fruto de la imaginación de los hermanos André y Edouard Michelin y de los pinceles del artista Marius Rossillon, conocido por su apodo artístico O'Galop, que llevó a la realidad el símbolo del fabricante de neumáticos francés. Rossillon mostró a los hermanos un trabajo que había realizado para una cervecería de Munich en el que se podía ver a un hombre con una gran vaso de cerveza. André sugirío a O'Galop que cambiase la silueta del hombre por la de una persona confeccionada con cubiertas. Así, el muñeco Michelin fue la estrella de un sorprendente póster titulado "Nunc est Bibendum" o "Ahora es el momento de beber" en referencia a un poema de Horacio. A continuación, apareció en tamaño completo en el stand de Michelin en la primera edición del Salón del Automóvil de París.

Desde entonces, cada una de sus apariciones públicas generó una rápida expectación y rápidamente se estableció una cierta amistad con sus admiradores. Tal y como relatan desde Michelin, "un golpe de genio publicitario que apareció en cada uno de los recursos publicitarios de la marca, ilustrando y explicando la información técnica asociada al uso correcto de los neumáticos. Él es el genio de la movilidad, que asesora y guía".

De O'Galop al Estudio de Diseño de Michelin

O'Galop fue el primero en dar vida al muñeco Michelin, pero otros grandes nombres de la publicidad y el arte de los carteles también contribuyeron a su fama. Gracias a ellos, rápidamente adquirió una personalidad humana: Hautot, Grand Aigle, Riz, Cousyn y René Vincent son solo algunos de los artistas de esa época que ilustraron sus bromas y le dieron un carácter expresivo. En ese momento, cada artista representaba su propia idea y estilo, desarrollando el diseño y la forma para que coincida con su inspiración.

Pero para hacerlo más fácil de reconocer, Michelin pronto estandarizó su representación. Y esto se hizo aún más simple cuando Michelin Francia empleó a sus propios artistas a jornada completa en su Estudio de Diseño en la década de 1920. Entonces, con una cantidad definida de neumáticos para su cuerpo y líneas de estilo claras, poco a poco el muñeco Michelin se convirtió en un icono universal. Sonriente, amable, protector, travieso, Bibendum es hoy conocido y reconocido en todo el mundo.

En el año 2000 fue votado como mejor icono de marca de todos los tiempos por Financial Times. Y el año pasado, tras convertirse al 3D, volvió al 2D con una nueva forma acorde con el diseño plano de la nueva identidad visual de Michelin.

 

Noticias relacionadas

Michelin: Innovación en el neumático de verano Michelin: Innovación en el neumático de verano
Michelin, el fabricante de neumáticos, apuesta por la creación de...
Michelin: La mujer en el ámbito tecnológico y científico Michelin: La mujer en el ámbito tecnológico y científico
Michelin Valladolid colabora con el proyecto "Mujeres Ingenieras"....
Michelin lanza el Mud Terrain T/A KM3 para todoterrenos Michelin lanza el Mud Terrain T/A KM3 para todoterrenos
BF Goodrich, la marca de neumáticos que forma parte del Grupo...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados