Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los desgastes más frecuentes de neumáticos

Adine informa sobre la importancia de detectar erosiones en las cubiertas, ahorrando combustible, evitando problemas mecánicos y garantizando seguridad al volante.

"Unos neumáticos desgastados o en mal estado pueden poner en riesgo no solo nuestra seguridad al volante, sino también provocar un aumento del consumo de combustible e incluso acarrear problemas mecánicos". Unas palabras con las que la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (Adine) quiere concienciar sobre la importancia de detectar este tipo de erosiones en las cubiertas de los vehículos.

Una tarea en la que el propio conductor tiene mucho que ver, ya que debe ser el primero en dar la voz de alarma al taller a través de una correcta inspección visual de los neumáticos, "girando las ruedas delanteras, dejando la banda de rodadura visible para comprobar si la profundidad es igual entre los extremos y la zona central", según explica la Asociación.

Un desgaste en los bordes exteriores de la cubierta, en la parte central, en los bordes o un desgaste irregular son, tal y como explica Adine, los tipos de desgaste más frecuentes:

  • Desgaste en los bordes exteriores: puede deberse a que el neumático está circulando con una presión inferior a la recomendada o bien con sobrecarga, por lo que la cubierta se aplasta contra el pavimento, rozando más los laterales, y por eso se desgastan. La solución es inflar un poco más los neumáticos y revisar la presión con más frecuencia.
  • Desgaste en la parte central del neumático: esto suele indicar que se circula con una presión superior a la recomendada, por lo que la superficie de contacto del neumático con el asfalto será más pronunciada en la zona central de la banda de rodadura, lo que provoca un aumento de la distancia de frenado en mojado, una reducción por desgaste anormal; además de poder provocar aquaplanning. Una buena solución es ajustar la presión de los neumáticos a la aconsejada.
  • Desgaste en uno de los bordes: en este caso si se observa que hay un mayor desgaste en la parte interna o externa de la banda de rodadura, puede ser consecuencia de un mal alineado de los neumáticos. La mejor solución es acudir a un taller especializado para alinear la dirección nuevamente.
  • Desgaste irregular de los neumáticos: generalmente se produce cuando los neumáticos están mal equilibrados o los amortiguadores están en mal estado, por lo que puede aparecer desgastes no uniformes, que hagan que el vehículo vibre al superar ciertas velocidades. La solución pasa por equilibrar el neumático, acudiendo a un taller especializado.

Adine recuerda también que la presión de los neumáticos debe medirse en frío, ya que si estos están calientes las presiones aumentan. "Y, por supuesto, es fundamental llevar a cabo un mantenimiento periódico de los neumáticos".

 

Noticias relacionadas

Fotogalería: Segundo Foro ADINE Fotogalería: Segundo Foro ADINE
¿Estuviste en la segunda edición del foto organizado por la...
Crecen las importaciones del neumático asiático en un 13,3% Crecen las importaciones del neumático asiático en un 13,3%
Las cubiertas asiáticas importadas en nuestro país en 2017 han...
La CE resuelve no aplicar carácter retroactivo a las medidas antidumping de neumáticos chinos La CE resuelve no aplicar carácter retroactivo a las medidas antidumping de neumáticos chinos
La Comisión Europea (CE) dicta una resolución por la que ha acordado...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados