Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. 4 meses de cárcel para el propietario de un vertedero de neumáticos
El vertedero  de neumáticos, propiedad de la compañía Sidebottom, en la ciudad australiana de Numurkah.
El vertedero de neumáticos, propiedad de la compañía Sidebottom, en la ciudad australiana de Numurkah.

AUSTRALIA

4 meses de cárcel para el propietario de un vertedero de neumáticos

Se trata del segundo depósito de cubiertas más grande del estado de Victoria (Australia), perteneciente a la compañía Sidebottom, en litigios juciales desde hace 5 años.

La Corte Suprema de Victoria (Australia) condena al director de la compañía Sidebottom, Shanan James Sidebottom, a 4 meses de cárcel y una multa de más de 43.000 euros por "desacato criminal". Sidebottom es el propietario del segundo vertedero de neumáticos más grande de la ciudad australiana y a quien ya se le había pedido en reiteradas ocasiones que gestionara legalmente las más de 5.000 toneladas de cubiertas usadas depositadas en su vertedero. Una información que ha hecho pública el periódico australiano The Sydney Morning Herald.

La historia se remonta a 2013, cuando varios de los neumáticos del lugar ardieron, poniendo en riesgo a la población local de Numurkah, el pequeño pueblo en el que se encuentran los terrenos de Sidebottom, en el extremo norte de Victoria, condado de Moira. Desde ese momento, la compañía y el Condado han estado en continuos litigios.

En 2016, la Justicia ordenó a Sidebottom que se deshiciera de las cubiertas en un periodo de 12 meses. Sin embargo, desde entonces, la empresa, que comenzó como un servicio de depósito de neumáticos usados, e incluso, quiso convertirse en una planta de reciclaje de cubiertas que nunca llegó a ser, solo ha eliminado un   7 % del total de los citados residuos de caucho. Es decir, 345 toneladas del total de 5.000.

Este fue el motivo por el que el caso pasó a manos de la Corte Suprema de Victoria quien, pese a los motivos del grupo para retrasar el cumplimiento de la orden, ha encontrado "falta de honestidad" por su parte al decir que cumpliría con la petición del condado del año 2016 y que nunca cumplió.

Durante este tiempo, Sidebottom ha alegado varios motivos para retrasar este compromiso con la ley: desde "un incremento en el pago del proceso de retirada de cubiertas", hasta "problemas financieros" o un "caro préstamo" al que supuestamente la empresa tenía que hacer frente. Sin embargo, ahora la justicia ha declarado que "Mr Sidebotton solo tenía la intención de ganar más tiempo como fuera. Él encargó la tarea a sabiendas de que no existía posibilidad de cumplimiento".

El director de la compañía ha alegado que ha hecho todo lo que ha estado en su mano para cumplir con el compromiso y que se siente "totalmente arrepentido por sus actos". Aunque ha querido destacar que él llegó a la dirección de Sidebottom en 2015 y heredó las toneladas de cubiertas para cuya eliminación ha hecho "grandes esfuerzos".

Por su parte, el condado de Moira, la otra parte implicada, ha puesto de manifiesto que se trata de "un claro mensaje a quienes contaminan, creando un riesgo medioambiental y de incendio que será penalizado".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados