Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los vehículos eléctricos necesitan de neumáticos especiales

A medida que avanza la repercusión de los vehículos eléctricos en el mercado, cabe profundizar en el problema que existe a la hora de elegir los neumáticos adecuados, dado que estos cuentan con características específicas que les diferencian de los modelos térmicos. Así, el comparador de neumáticos Rezulteo nos orienta en esta importante decisión.

A continuación estableceremos las diferencias técnicas de un vehículo eléctrico respecto a un a motor térmico:

1- Baja resistencia al rodamiento

Dado que los neumáticos representan el 30 % del consumo de energía de un coche, los neumáticos desarrollados para este tipo de vehículos tienen una resistencia al rodamiento más baja que la media. Así, permite ahorrar al máximo la energía y aumentar la distancia de recorrido con una sola recarga. De esta forma, los fabricantes han desarrollado unas mezclas de compuestos específicos que aligeran el neumático y reducen el consumo de energía.

2- Más solidez

Durante el arranque y las aceleraciones, el coche eléctrico tiene un comportamiento más nervioso por su motor y por su par elevado disponible muy rápido. El importante peso de las baterías hace que el coche pese más e influye en su equilibrio general. Estas especificidades propias de los vehículos eléctricos influyen en los neumáticos que pueden desgastarse más rápido. Por tanto, hay que desarrollarlos teniéndolo en cuenta para que sean más resistentes que unos neumáticos “clásicos”.

3- Control del ruido de rodamiento

La mayoría de los neumáticos destinados a los coches eléctricos tienen tecnologías que reducen el ruido de rodamiento.
Entre los mejores prototipos de neumáticos que han salido últimamente en el mercado y que se han sabido adaptar a las exigencias de los vehículos eléctricos y los vehículos compartidos son: Goodyear Oxygene, el Hankook i-Flex o el Michelin Vision. Por otro lado, algunos fabricantes han desarrollado tecnologías específicas para las necesidades de los coches eléctricos, como es la tecnología Ologic de Bridgestone disponible en algunos neumáticos y, sobre todo, en los de la gama Ecopia.

Otros fabricantes han desarrollado directamente neumáticos específicos para los coches eléctricos como el Michelin Energy E-V que permitiría ganar hasta un 6% de autonomía, el Continental e-Contact que ofrece una resistencia al rodamiento un 30% más baja que la de un neumático clásico, o el Goodyear EfficientGrip Performance que, gracias a su tecnología “Electric Drive”, promete un kilometraje más elevado y una mejor autonomía.

 

Noticias relacionadas

¿Y en el futuro cuál será el combustible para la movilidad? ¿Y en el futuro cuál será el combustible para la movilidad?
Durante los días 8 y 9 de mayo en el pabellón 6 de IFEMA los...
Transición energética: el combustible del futuro será el hidrocarburo Transición energética: el combustible del futuro será el hidrocarburo
Jorge Lanza , consejero delegado de CLH, participó en un desayuno...
Continental reemplaza el caucho natural por el diente de león Continental reemplaza el caucho natural por el diente de león
El fabricante de neumáticos Continental presentó, durante el evento...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados