Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

iBooster, el nuevo sistema de asistencia al conductor para frenada de emergencia de Bosch

Bosch -empresa proveedora de soluciones tecnológicas para la automoción- continúa con su apuesta por los sistemas de ayuda a la conducción que hagan más seguro circular por las grandes urbes y evitar así múltiples accidentes en carretera.

Su último desarrollo se llama iBooster y es un sistema de frenada de emergencia con detección de ciclistas que se anticipa ante cualquier incidente grave haciendo que el vehículo se detenga automáticamente desde una velocidad de 40 km/h. Este sensor detecta una colisión inminente y detiene por completo el vehículo en 190 milisegundos, "menos tiempo del que se tarda en parpadear dos veces", explican desde Bosch.

Para los responsables de la compañía alemana, "los sistemas de frenada de emergencia son el siguiente paso en el camino hacia la conducción libre de accidentes y uno de los sistemas de asistencia más útiles, particularmente cuando se trata de proteger a los ciclistas y peatones, los usuarios de la carretera más vulnerables". Incluso Euro NCAP ha reconocido la importancia de los sistemas ADAS a la hora de mejorar la seguridad vial

Los sensores de radar traseros de media distancia de Bosch, que monitorizan los cambios de carril en autopistas y autovías, también pueden evitar que tras aparcar el coche en paralelo en la acera, el conductor o su acompañante salgan del coche sin mirar si alguien se acerca por detrás en el momento de abrir la puerta. Esto ha provocado innumerables accidentes a los ciclistas que se encuentran con la inesperada apertura de una puerta al pasar por la acera a la altura del coche recién aparcado. Pero la alerta de salida del coche de Bosch puede ayudar a evitar este tipo de accidentes. La alarma está activa para todas las puertas del vehículo y advierte a los ocupantes, incluso varios minutos después de haber apagado el motor, antes de que salgan descuidadamente del vehículo. Instalados a la izquierda y a la derecha de la parte trasera del coche, los sensores de Bosch monitorizan el tráfico. En un radio de 20 metros, los sensores pueden detectar a otros usuarios de la calzada que se acercan desde la parte trasera, o que ya están a un lado o en la parte trasera del vehículo, y advierten rápidamente al conductor antes de abrir la puerta.

Sistemas ADAS

La investigación en torno a los sistemas de asistencia al conductor amplían cada día su radio de acción y, en la actualidad, ya son capaces de mantener el coche en su carril, alertar de los obstáculos situados en el punto ciego del retrovisor al cambiar de carril, proporcionan apoyo para entrar y salir de las plazas de estacionamiento y ayuda a mantener la distancia con el coche que nos precede, entre otras utillidades. La tendencia unificar múltiples funciones de asistencia en un solo sensor, tal y como lo demuestra la alerta de salida del coche, una nueva función desarrollada por Bosch. 

Enlaces patrocinados