Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

30 meses de cárcel por una supuesta estafa en la venta de más de 1.000 neumáticos

El gerente de una empresa dedicada a la venta y comercialización de neumáticos de segunda mano será juzgado hoy, en el Juzgado de los Penal de Albacete número 3, acusado de un presunto delito de estafa en la venta a otro hombre de más de 1.000 cubiertas con destino a Guinea. El Ministerio Fiscal solicita para él una pena de dos años y medio de prisión, además de 5.000 € de indemnización.

Tal y como se pone de manifiesto en el escrito de acusación, los hechos habrían tenido lugar el pasado julio de 2013, cuando la víctima contactó con el acusado "porque tenía la intención de adquirir una partida de neumáticos usados en España para exportarlos a Guinea Ecuatorial, ya que las leyes de seguridad vial de dicho país no exigen que pasen unos controles de calidad tan estrictos como en España y pueden seguir utilizándose para la circulación rodada".

Por su parte, el empresario ofreció al hombre interesado en dichas cubiertas desplazarse a una nave industrial para ver un muestrario de los neumáticos que vendía, quien se quedó "con un producto de calidad intermedia, que tenía un precio de compra de 3,50 € y que, pese a ser de segunda mano, se apreciaba la existencia de dibujo y estaban en buen estado de uso". Éste solicitó la cantidad de 1.500 neumáticos, haciéndose cargo de un primer pago de 2.500 €, que realizó en metálico el mismo día, y otros 2.500 € que pagaría al día siguiente mediante transferencia bancaria a la cuenta designada por el acusado.

La víctima declara haberse hecho cargo del transporte del producto, contratando a una empresa para ello a la que "el acusado solo entregó una partida de 1.015 cubiertas (485 menos de las solicitadas), y con una calidad inferior a la contratada por la persona compradora, cuyo precio de venta era de 1,70 €/unidad y que eran inútiles para el fin para el que se compraron". De ahí que la partida fuese retenida en el puerto de Bata (Guinea) y requisado por la policía portuaria en su intento de llegar al país africano.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados