Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Renovar el parque y traspasar la presión fiscal de la compra al uso, puntos clave para reducir la contaminación

Ganvam apuesta por planes de renovación del parque móvil y por no seguir penalizando el uso del diésel.

Ante las informaciones que apuntan a una subida de impuestos al diesel, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) ha ofrecido, una vez más, su postura a este respecto.

Desde la patronal, creen que la reducción de la contaminación y la mejora del medioambiente no pasa por "la penalización del uso del diésel", sino por "atajar la antigüedad del parque y no añadir más presión fiscal al automóvil". Ganvam recuerda en este sentido que la media de la edad de los vehículos españoles supera los 12 años y que el sector contribuye con la aportación de más de 26.000 millones a las arcas públicas en impuestos.

Por ello, la patronal de la distribución quiso mostrar su disconformidad hacia una posible subida de impuestos al diésel en el marco de la reforma de los tributos medioambientales dentro de la negociación de la financiación autonómica con las comunidades.

Concretamente, desde Ganvam creen que esta reforma fiscal debe esforzarse en retirar de la circulación los coches más antiguos, "que son realmente los que más perjudican el medio ambiente", en vez de "ir en contra del diesel". Además, desde Ganvam también alertan del peligro que tiene lanzar un mensaje erróneo a la sociedad, "demonizando una motorización que, como en el caso de los nuevos diesel Euro 6, cumple los objetivos medioambientales".

"Con medidas de este tipo, se condiciona la demanda -que a cierre de 2017 se distribuía en un 48% de matriculaciones diesel y un 46% gasolina- y se tira por tierra todo el esfuerzo en tecnología realizado por el sector para poder reducir al mínimo el potencial contaminante de esta motorización", reconocen.

Medidas

Con el objetivo de atajar estos dos grandes problemas (antigüedad del parque y presión fiscal), desde Ganvam apuestan por tomar medidas muy claras. En primer lugar, consideran positiva la puesta en marcha de nuevos programas de estímulo que animen a la compra de "vehículos más modernos y eficaces". Sin embargo, inciden en la necesidad de que sean "tecnológicamente neutros para no crear un efecto psicológico negativo en el comprador". Según recuerdan, las ocho ediciones del Plan PIVE retiraron de la circulación más de un millón de vehículos de más de diez años, los más perjudiciales para la salud.

Asimismo, la entidad capitaneada por Lorenzo Vidal de la Peña, ha mostrado su conformidad con el impulso de una movilidad más sostenible que pasaría, necesariamente, por la incentivación del vehículo eléctrico (que a diá de hoy tan sólo supone el 1 % del mercado).

En los referente a la distribución de los impuestos, Ganvam cree que lo ideal sería traspasar la presión fiscal de la compra al uso, eliminando, por un lado, el Impuesto de Matriculación, -máxime con la entrada en vigor de los nuevos test de emisiones de Bruselas-, y, por otro, reorientando el Impuesto de Circulación para que se base en la emisiones en lugar de en la cilindrada y la potencia.

Noticias relacionadas

¿Son eficaces los criterios que siguen las Administraciones para bajar los niveles de contaminación? ¿Son eficaces los criterios que siguen las Administraciones para bajar los niveles de contaminación?
Tras la polémica surgida el pasado 29 de diciembre con la activación...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados